HAY QUE CREER EN LOS PIBES! SON NUESTRO FUTURO!

Un niño llamado Santiago Torales, cinturón amarillo, que ingresó al proyecto en fundación Dami Donar entrena en su casa todos los días con calor, lluvia o viento, esperando que vuelvan las clases de Taekwondo cuanto antes.
Es fanático y tiene el sueño aprender cada día más y el día de mañana llegar hacer un sabonim para dar clases a chicos que lo necesiten.
Hay que creer en estos pibes!
Los pibes son geniales y son nuestro futuro!
Solo abracemos sus sueños, ayudemos a que los cumplan y tendremos un mundo mejor. Taekwon!!!🥋

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.